sesion2

La sesión fue remota. Crédito: Captura de video

A riesgo de parecer repetitivas, uno de los sectores que más ha sufrido con la pandemia es el trabajo doméstico. Siete de cada diez trabajadoras quedaron desempleadas o perdieron horas de trabajo por las cuarentenas, calcula la Cepal, y en junio el desempleo femenino llegó al 26,2%, la peor cifra desde que se tiene registro en el país, de acuerdo con el Dane.

Desde hace varios años organizaciones y congresistas vienen implementado estrategias y apoyos para este sector, pero nada ha servido para mejorar notablemente la dignidad en el trabajo de estas profesionales.

Recientemente, la Comisión Séptima del Senado se reunió, convocada por la senadora Victoria Sandino, para revisar qué estaba haciendo el Estado por las empleadas domésticas. Tras ese debate, nos quedamos con los siguientes puntos, que nos sirven al gobierno, al legislativo, a las ONG, y a las organizaciones de trabajadoras domésticas, como metas próximas para el sector.

  1. El Gobierno, a través del ministro de Trabajo, Ángel Custodio Cabrera, propuso un plan de choque con medidas inmediatas para la inclusión de las trabajadoras domésticas en el programa Ingreso solidario. Esperamos del gobierno su rápida implementación.

  2. Vemos oportuna la propuesta del Ministro para que se hagan, de manera urgente y especializada, inspecciones móviles para monitorear y sancionar a empleadores y empleadoras de trabajadoras del servicio doméstico que incumplan la ley. Sería el inicio de una nueva forma de enfrentar el problema.

  3. Es esperanzador que la Mesa Tripartita o Mesa de seguimiento al Convenio 189 de la OIT, para mejorar las condiciones laborales en el sector de trabajo doméstico vaya a ser instalada personalmente por el Ministro para este 1º de octubre.  Aunque esa instancia es un mecanismo fundamental, no se reúne desde diciembre de 2019. Por eso esperamos que fije un plan de funcionamiento.

  4. Con el reciente aval del Senado para ampliar la vigencia del programa de apoyo al empleo formal, a través de subsidios de nómina y prima, sería la oportunidad de incluir el sector de trabajo doméstico remunerado y no remunerado en la reactivación económica.

Para que el sector de trabajo doméstico avance sustancialmente se requieren otras medidas estructurales, sabiendo además que las trabajadoras domésticas son, por fallo constitucional, sujetos de protección especial. Pongamos esta obligación como propósito, además porque sabemos que esto hace parte de la consciencia moral y ética de la mayoría de las personas en Colombia.

  • Luego del debate, la senadora Angélica Lozano dijo que "las medidas deben ser reales y efectivas y no quedarse en meros simbolismos, con seguimiento a metas y cumplimiento de compromisos, es el empleo y la vida de miles lo que está en juego". El documento puede consultarse aquí

La sesión completa de la Comisión, incluyendo la presentación del Ministro Cabrera se pueden ver haciendo clic aquí

sesion4

Parte de la presentación del Ministro de Trabajo durante el debate de control.

 

Septiembre 29 de 2019.

facebook2     Hablemos de Empleadas Domésticas

 

twitter2    @Empleadas_hogar

 

telefono2     57 + 3108450654

 

e-mail2    trabajodomestico.colombia@gmail.com

logo